17 de abril de 2007

Queridos compañeros de la prensa deportiva

Cuando hablaba de esto, precisamente estaba temiendo cosas como: El árbitro Turienzo Álvarez presenta una denuncia por amenazas telefónicas.

Estoy convencido de que Marca lamenta profundamente estos hechos. A ver si algún día, tanto este diario como otros, acompañan los lamentos de una mínima decencia editorial que sirva para vender más portadas sin poner en peligro a nadie. Palabras de Turienzo Álvarez ayer en Punto Radio:

Tengo una niña de 6 años que ayer volvió llorando del parque. Mi hija me dice: 'Los niños me dicen que he fastidiado al Madrid '... y a mí se me cae el alma al suelo [+]


Hoy, a toro pasado, vienen las disculpas desde Marca. Pero claro, como el diario "no oficial" del Real Madrid es más chulo que un chotis, dejan claro que es "una explicación y no una excusa", porque:

"...es habitual que expresiones guerreras adquieran significados futbolísticos. Porque de lo contrario no podríamos ‘Disparar’ sobre el contrario, ni ‘Fusilar’ al portero..." [+]


Muy bien, entonces una vez que nos han explicado algo que no sabíamos, el carácter bélico del lenguaje deportivo, debemos entender que la portada del otro día era justificable ¿No? Que no había suficientes razones puramente "futbolísticas" para informar sin la necesidad de cargar las iras sobre el árbitro (¿El clamoroso penalti sobre Zigic? ¿La falta de definición de Higuaín? ¿El inexistente centro del campo -Emerson- del Madrid?...). Ok, perfecto. Entonces vamos a esperar tranquilamente la próxima gorda y preparen los crespones negros.

P.D.: Qué mal les sentó a algunos periodistas pensar que el Madrid iba a dormir líder el sábado.

No hay comentarios: