18 de agosto de 2008

5 horas de error

Un ejemplo de muchos. El diario Marca publica un titular con una errata:


Afortunadamente, los lectores siempre están ahí para avisar:


Desgraciadamente, más de cinco horas después del aviso el medio aún no se ha tomado la molestia de corregirlo.

Y pueden decirme que no es para tanto, una simple errata de ortografía. Ok, vamos entonces con una de contenido, la de otra noticia de Segunda (es tan fácil encontrar estas cosas en Marca como en otros diarios líderes de la Red), "Nico Medina a punto de fichar por el Huesca", donde se dice que:

El delantero Nico Medina, perteneciente al Huesca, está a punto de incorporarse al Huesca de Segunda división después de que ambos equipos llegasen a un principio de acuerdo...

Del Huesca... al Huesca. Gran operación, de la que lógicamente avisan varios lectores:


E igualmente, sin reacción varias horas después.

Las secciones de comentarios se han extendido como una plaga por las noticias de los diarios. Son el mejor estandarte de la peor interactividad, la que no existe. Señores de los medios, si no van a tomar en serio los comentarios, no los utilicen.

No hay comentarios: