26 de noviembre de 2009

Es la historia, no la tecnología

Del inminente cibermedio que será dirigido por Arcadi Espada, desde la dirección Factual.es, aún sabemos pocas cosas, pero ya vamos conociendo algunas.

La primera fue que asumiría el reto de crear contenidos de pago en Internet, concretamente por 50 euros al año. Pero el medio no será cerrado, sino con contenidos abiertos, como adelanta la subdirectora Cristina Fallaras desde su blog personal. Se plantea su viabilidad desde el modelo que tan bien le ha ido a algunos y mal a otros, el freemium. Es decir, con la esperanza de que los suscriptores de pago financien los contenidos abiertos.

Tendrá un capital inicial de 250.000 euros y ya sabemos el nombre de varios periodistas. A falta de ir sabiendo más cosas desde webs satélite como El periodismo hoy y su cuenta Twitter, me ha llamado la atención su declaración de intenciones, "el contrato", en especial las únicas afirmaciones relacionadas con la tecnología:

Factual considera que internet, la mejor oportunidad de diseminación del conocimiento desde la invención de imprenta, es un canal de comunicación y no una logia. La información fluye por él, como la electricidad, a lo largo del día; pero cada noche el periódico de Factual activará el interruptor para iluminarla.


Factual incorporará a la trama digital la experiencia de dos siglos de periodismo moderno, en especial por lo que se refiere a la selección y al distinto valor de cada noticia. [+]


Me ha sorprendido que dentro de la campaña teaser de un medio cuyo habitat natural será la Red, sólo haya dos declaraciones acerca de su modo de concebir la Web, y no me parece bien. Me parece genial.

Lo traduzco como un énfasis en el Periodismo, una recuperación de los orígenes para no perdernos en "la tecnología por la tecnología" (igual me equivoco y no es por eso, tendremos que verlo de todos modos).

Dean Johnson imagen

Lo digo porque desde hace un tiempo vengo cansándome de que entre todos estemos poniendo tantas veces y con tanta intensidad el foco en la tecnología (el continente) y no en la historia (el contenido), con metainformación tan fascinada por la forma que se queda sin análisis ni contraste. Por ejemplo, convirtiendo en noticiable las formas de cobertura.

La pasada semana en un tribunal de Suficiencia Investigadora recomendaba a un doctorando, tras un brillante trabajo sobre los mobisodes, que apostara por la narrativa y no sólo por la tecnología, ya que ésta es efímera, coyuntural y en constante desarrollo. En suma, que fuera experto en lenguajes y narrativas, no en tecnología.

Veremos si éste es el gran atractivo oculto de Factual, el cibermedio de Arcadi Espada que sólo apostará por los hechos.

1 comentario:

Fallarás dijo...

Ponerse a discutir sobre la red es como ponerse a discutir sobre la imprenta. Existen. Vamos a usarlas.
Beso y gracias.