16 de julio de 2010

Aberración educativa

Pequeño fragmento de un extenso y memorable post:

Tampoco nos ayuda la burocracia. Sucesivas reformas la han aumentado, posiblemente en busca de un mayor control, pero lo único que han conseguido es el hartazgo por parte de los docentes, que deben dedicar a esos menesteres momentos que necesitan para preparar clases o actividades. Ha llegado a ser más importante rellenar papeles que realizar actividades o dedicar horas extra a la mejor formación de los estudiantes. ¿No es esto una aberración? [+]

Teresa Garbí, reflexiones de una profesora jubilada. No habla de la Universidad, sino de Secundaria. Pero para el camino que llevamos, es lo mismo.

No hay comentarios: