10 de noviembre de 2011

Lo peor de las redes sociales

Aún con los ecos de lo divertida que fue la etiqueta #campovidalfacts y lo decepcionante del cara a cara entre Rubalcaba y Rajoy, las noticias vuelven a tener como protagonistas a los políticos en redes como Facebook o Twitter.

Pero da vergüenza ajena. Mientras una se dedica a publicar fotomontajes de la ministra de Defensa, el otro a decir salvajadas sobre ETA y partidos minoritarios y los de más allá a tontear con las redes.

En estos momentos de tanta sensibilidad política, tengo claro que lo peor de las redes sociales es que nos van a permitir conocer mejor a quienes nos gobiernan. No estoy de acuerdo con Esperanza Aguirre cuando dice que Twitter "da disgustos". El disgusto nos lo llevamos nosotros a diario cuando conocemos cómo son de verdad nuestros políticos, cuando piensan en voz alta.