2 de junio de 2007

No me chilles que no te veo

Hace unos días contaba la situación paranoica que se dio en las jornadas de Periodismo Digital del Sicarm con unos ponentes (responsables de medios locales), y un auditorio (estudiantes de Periodismo Digital), separados por una brecha digital de conocimiento (y actitud) cuyo único remedio parece ser esperar, sin prisa pero sin pausa, a que los segundos sustituyan a los primeros.

El resumen perfecto de la situación es el vídeo grabado por María Climent que, como dice Antonio Delgado, fue un auténtico "diálogo de besugos" entre personas que no hablan de lo mismo, básicamente porque unos desconocen de qué están hablando los otros:




Y acaba sentenciando uno de la mesa: "¿Por qué el hipertexto tiene que estar dentro del texto como se hacía en los noventa?"... ¿¿¿??? y se queda tan contento. Pues no sé, a bote pronto se me ocurren varias razones que explican por qué sí:

- Porque contextualiza la información
- Porque pone en contacto directo a la audiencia con las fuentes
- Porque el periodista realiza un ejercicio clave de transparencia
- Porque además brinda al lector diferentes itinerarios de lectura
- Porque si las piezas informativas no están enlazadas pierden visibilidad
- Porque permite elaborar piezas multimedia
- Porque ejercer de filtro informativo ("qué fuentes valen") es un nuevo rol imprescindible del periodista digital en un entorno tan caótico como la Red
- ...

...ahora sólo necesito una respuesta que me diga por qué no.

1 comentario:

josedaze dijo...

Es que ellos claro que dicen que utilizan enlaces. Por lo pronto no se podría crear una web con secciones sin esos enlaces. Pero el concepto de hipertextualidad todavía no lo entienden. Y ése es el ejemplo de lo que sucede habitualmente en las ediciones digitales de la gran mayoría de medios. Encima se atreve de decir que "eso ocurría en los 90". En fin...
Saludos desde Madrid. Ya veo lo bien que te lo pasas con los 'niños' en Murcia, jeje.